¿Alguna duda? 965 20 37 55 / info@mprende.net

Dudas frecuentes asesoría laboral

Esto tiene su explicación, por ejemplo:

 

 
– Empresa A, hace una estimación de salarios en la propia empresa, de cara a las retenciones en nómina. Dicha estimación se realizará en función del tiempo previsto de contrato.

 

 
– Empresa B, hace una estimación de salarios en la propia empresa, sin tener en cuenta los salarios percibidos en la empresa A. Igualmente, la estimación quedará sujeta al tiempo previsto de contrato.
Si trabajas para varias empresas el mismos año, es muy probable que la declaración te salga a pagar.

 

 
De este modo, es muy probable que las retenciones totales del año sean muy inferiores a las que hubiéramos tenido de haberse retenido el porcentaje correcto, teniendo en cuenta el total anual sumando los salarios de ambas empresas.

Le debe pagar la empresa en su nómina mensual, las cantidades dependerán de lo que su convenio colectivo indique siempre respetando las cantidades mínimas generales.

Debes tener en cuenta que hoy en día es obligatoria la cotización de los empleados de hogar que tengas a tu servicio. Se debe tramitar el alta, deben tener un contrato y debes de facilitarle nóminas/recibos de salario mensuales.

Tienen derecho a un subsidio:

 

  • Trabajadores que pierden involuntariamente su empleo pero no llegan al mínimo necesario para optar a la pensión contributiva.
  • Parados que han agotado su prestación contributiva y tienen cargas familiares.
  • Mayores de 45 años que hayan agotado su prestación contributiva.
  • Existen varios tipos más para colectivos más específicos como liberados de prisión, mayores de 55 años, víctimas de violencia de género, etc.

Debe conocer qué Mutua le corresponde ya que debe solicitar la prestación de pago por su baja médica. Y dependiendo de la duración de la baja le pertenecerán distintos porcentajes a la hora de cobrar.

La jubilación es un derecho y no una obligación. Por tanto, la respuesta es sí, se puede retrasar el acceso a la jubilación. Por cada año que retrase la edad legal de jubilación, se aplicará un incentivo que mejorará el porcentaje a aplicar sobre la Base Reguladora de la pensión.

Sí. Puede percibir hasta el 50 % de la pensión de jubilación y mantener una actividad laboral, si ha cumplido la edad legal para acceder a la jubilación ordinaria y tiene derecho al 100 % de la pensión.

El Estatuto de los trabajadores concede el derecho a la lactancia, pero cede al convenio colectivo de aplicación la regulación de acumularla. También se puede llegar a un acuerdo con el empresario.

Un desempleado puede pedir al SEPE que le pague de una vez lo que le queda por cobrar de su prestación por desempleo para emprender una actividad profesional.

 

 

 

Puede pedir el 100 % de la prestación por desempleo que le quede pendiente de cobrar para financiar la inversión necesaria para desarrollar un proyecto de autoempleo y por otro lado también para pagar las cuotas de la Seguridad Social.

 

 
Debe tener en cuenta que todos los gastos que se financian con el pago único hay que justificarlos luego documentalmente.

La prestación contributiva (paro), se cobra si por un lado está en situación legal de desempleo (baja involuntaria) y tener acumuladas cotizaciones de mínimo 360 días en los 6 años anteriores a quedarse en paro.

Hay sentencias en las que, aun habiendo sido fallo imputable a la empresa, los jueces han entendido que ésta puede detraer de las nóminas de los trabajadores afectados las cuantías restantes para alcanzar la suma de las retenciones adecuadas.

 

 
Para concluir, una última recomendación. Si has trabajado a lo largo de un año natural y no has llegado a la renta anual mínima exigible para presentar declaración, pide siempre un borrador de tu declaración, pues Hacienda te tendrá que devolver, si presentas la declaración, el importe de todas las retenciones practicadas el año anterior, precisamente por eso, porque no llegabas al mínimo tributable. Aunque, insisto, no tienes obligación de presentarla por no alcanzar la renta mínima exigible.

Puede suceder que la empresa tenga una estimación anual salarial de X euros y que, en diciembre, sumando paga extraordinaria, posibles complementos salariales (como incentivos u otros variables) y el salario habitual, se sobrepase la estimación de salario anual. Es decir, que se cobre más de lo que estaba inicialmente previsto (aunque esto no suele pasar muchas veces, ¿verdad?).

 

 
En ese caso, la aplicación de nómina recalculará la retención y la empresa procederá a su regularización. De ahí que a veces nos demos esos sustos de subidas inesperadas en la retención.

Menos porcentaje es imposible, pero más porcentaje del que os estén reteniendo sí, siempre y en cualquier momento. Esto lo recomiendo, como ya he dicho, sobre todo en casos en que tengáis contratos temporales y cuando hayáis trabajado para más de un empleador en un año natural, así evitaréis sustos al final de año y a la hora de realizar y liquidar la declaración de la renta.

Para comprobar los datos que aparecen en la nómina, deben conocer qué convenio de aplicación les corresponde, la categoría que aparece en su contrato, el grupo de cotización y el porcentaje de horas en el caso de estar a tiempo parcial.

Las deducciones qué se aplican en la nómina son generalmente de dos tipos:
Las retenciones de IRPF qué se deben pagar a la Agencia Tributaria. Éste porcentaje dependerá de la situación personal del trabajador (casado, hijos, hipoteca,…) y de las tablas establecidas por Hacienda por las percepciones recibidas en el año en curso.
Las retenciones de la Seguridad Social. Estas retenciones dependerán de si el contrato de trabajo es a tiempo parcial o completo y de si es un contrato temporal o indefinido.

La retención depende de diversos factores, como son la fecha de inicio y de finalización de tu contrato (en caso de ser temporal), el salario bruto anual o tu situación familiar (estado civil y número de hijos a cargo).
En función de estos aspectos, la retención que te tenga que practicar la empresa será mayor o menor. Por ejemplo, a mayor número de hijos o minusvalía, menor será la retención.

 

 
En cualquier caso, la empresa no puede “inventarse” el tipo de retención aplicable. Si no tiene un programa de nómina que lo calcule automáticamente, deberá hacer los cálculos acudiendo al programa de ayuda de la Agencia Tributaria.

 

 
Con las retenciones a cuenta, las cuales no dejan de ser si no un anticipo del pago de la declaración de la renta, lo que Hacienda pretende es que cada trabajador, a la hora de confeccionar al año siguiente su declaración de la renta, tenga un resultado que se acerque a 0, es decir, que nada tenga que devolverle Hacienda y que nada tenga que pagarle él (aunque quedar a 0, en la práctica, es realmente complicado).

La cuantía de su jubilación dependerá de las bases cotizadas en la tesorería de la seguridad social, de los años cotizados, de la parcialidad de los trabajos realizados y de si tiene lagunas en su vida laboral. Tenga en cuenta que Tesorería garantiza pensiones mínimas.

Debe saber que existen diferentes modalidades de jubilación anticipada con diferentes requisitos. Dependiendo de su situación y sus intereses personales deberá elegir la más conveniente.

La pensión se abona en 14 pagas, una por cada uno de los meses del año y dos pagas extraordinarias que se perciben en junio y noviembre.

La aplicación de nómina que utilice la empresa estimará automáticamente, al menos los primeros meses de contrato en vigor en el año natural, que el trabajador no llega al límite de renta necesaria para tener obligación de realizar la declaración de la renta (puede pasar tanto si tiene fecha fin cierta como si no la tiene). Esto tiene como consecuencia inmediata que el porcentaje de retención inicial -fijado reglamentariamente en estos casos- será del 2%.

 

 
Si en un determinado mes, bien porque te vuelven a contratar tras finalizar uno o varios contratos temporales, bien porque el contrato temporal no tenía fecha de finalización cierta y se prolonga varios meses o el año entero, la estimación de la retención en la nómina

 

 

 
tendrá en cuenta las rentas obtenidas en la empresa hasta ahora en dicho año y también las que se prevea va a tener el trabajador.
Como resultado, en ocasiones, el trabajador puede superar la renta mínima que exime de presentar declaración y, en ese caso, la empresa se verá obligada a regularizar la situación aumentando bastante la retención para equilibrar la estimación media anual de retención.

La viudedad se tramita en la Administración y se calcula aplicando un porcentaje del 52 % a la base reguladora o del 70 % cuando la pensión de viudedad constituya la principal o única fuente de ingresos del beneficiario.

Antes de firmar cualquier finiquito es importante conocer cuáles son nuestros derechos, ya que dependiendo del tipo de despido, al trabajador le corresponde un tipo de indemnización u otro. La indemnización puede variar considerablemente si los cálculos se realizan correctamente o no.

 

 

Tenga en cuenta también que en el finiquito deben aparecer las vacaciones pendientes de disfrutar y las pagas extra pendientes de percibir. Si tiene cualquier duda, le recomendamos firme “NO CONFORME” y la fecha, y después podrá comprobar si realmente está todo correcto.

La maternidad y la paternidad se tramitan en la Administración. Recuerde que también debe rellenar la documentación para la Asistencia Sanitaria de su bebé. Y el cobro de la prestación corresponderá al 100% de su base de cotización.

Los contratos temporales que vencen en una fecha determinada, también tiene derecho a una pequeña indemnización establecida en el mismo contrato que se firma o en su defecto en el convenio de aplicación. También de saber que del mismo modo que cualquier contrato también le corresponde finiquito con las vacaciones generadas y no disfrutadas y la parte proporcional de las pagas extra no percibidas.

Ante el planteamiento de despedir a un trabajador, debe contar con la ayuda profesional de su asesoría, ya que siempre es mejor realizar todos los trámites desde un punto de vista objetivo, ya que esto puede ahorrarle mucho dinero a parte de complicaciones innecesarias si desde un primer momento usted conoce la realidad de la situación del despido o las opciones que tiene para realizarlo.

Antes de contratar a un trabajador debe de tener muy en cuenta que tipos de contratos y qué colectivos son los que tienen la contratación bonificada.

 

 
Siempre realizará una contratación más beneficiosa si conoce por ejemplo que los contratos de formación a menores de 30 años tienen coste 0 en la seguridad social durante 2 años, o qué si contrata un trabajador indefinido puede ahorrar el 50 % del coste de los seguros mensuales.

A partir del 01/01/2013, la edad de acceso a la pensión de jubilación depende de la edad del interesado y de las cotizaciones acumuladas a lo largo de su vida laboral. Ya que la nueva ley se aplicará de forma gradual.

Back to Top