¿Alguna duda? 965 20 37 55 / info@mprende.net

Dudas frecuentes contabilidad

Todos los gastos relacionados con la reparación y conservación, impuestos y tasas locales, seguros, gastos de comunidad, etc. Los que lleven IVA se deducirán en la declaración trimestral del IVA y los que no lleven IVA se deducirán como gasto en la Declaración de la Renta.

, siempre que el cliente final sea empresa o autónomo. El porcentaje general es actualmente el 15% que se aplicará sobre la base imponible. Pero existen otros porcentajes más reducidos para nuevos profesionales.

La contabilidad que exige la Agencia Tributaria a los empresarios y profesionales autónomos se compone de:

 

 

– Libro de registro de facturas emitidas.
– Libro de registro de facturas recibidas.
– Libro de registro de bienes de inversión.
– Libro de registro de gastos.

 

 

Todo esto nos lleva a saber los ingresos o beneficios que has obtenido, y en consecuencia lo que debes de tributar por ellos.

Cualquier compra de bienes o servicios obtenida por el autónomo vinculado a su actividad, justificado mediante factura siempre que ésta sea expedida con los datos correctos y registrados en la contabilidad.

El nombre comercial es opcional en una factura. Pero existen otros datos que deben aparecer obligatoriamente, como el nombre y DNI del autónomo entre otros.

La cantidad de IVA a pagar de cada autónomo varía en cada trimestre en función de su facturación.

 
La fórmula con la que se calcula es:

IVA A PAGAR = IVA REPERCUTIDO (ventas) – IVA SOPORTADO (compras)

Las declaraciones de IVA se tienen que presentar siempre. Puede ser negativa, a ingresar o a compensar. Solo se puede pedir la devolución en el último trimestre de año siempre y cuando se cumplan los requisitos.

Si su actividad está relacionada con la docencia, servicios médicos, financieros, culturales, seguros o arrendamientos de viviendas estará exenta de IVA.
Deberá igualmente emitir factura acompañada de una reseña donde se indique que está exenta de IVA según el artículo correspondiente de la ley.

Si. Las compras entre empresas o profesionales de la UE están sometidas a un sistema especial de tributación de IVA.

 

 

Las empresas deben estar inscritas en el Registro de Operaciones Intracomunitarias.

 

 

Las facturas van sin IVA, pero se tienen que autoliquidar en el modelo 303 contabilizando simultáneamente un IVA soportado y un IVA repercutido. Así mismo se tienen que declarar también en el modelo 349.

Pese a lo que muchos creen, sí existe la obligación. Y el tipo de factura dependerá de quién sea el cliente final (empresa o cliente particular).

La numeración debe ser correlativa aunque se pueden usar series separadas si existen determinadas razones que lo justifiquen.

Cuando el importe no exceda de 400.00€ IVA incluido, en facturas rectificativas y si no se superan los 3.000€ IVA incluido en determinados sectores de venta al por menor.

Back to Top