Artículo: Autónomos

A veces utilizamos las palabras fuera de su verdadero sentido, por ejemplo: “Anacoluto”, en su termino exacto es un cambio en la constitución de una frase dejándola incompleta o sin sentido.
Aplicamos anacoluto a la persona que actúa inconsistentemente, fantasma o capullo.

 

Igualmente la palabra autónomo designa a la persona que esta incluida y cotiza en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social, (RETA.).
Esta persona puede trabajar por cuenta propia, pero también pueden estar en este régimen:
> Los comuneros de las comunidades de bienes
> Los socios de las sociedades civiles
> Las personas que ejerzan las funciones de Administración, dirección y gerencia de las sociedades limitadas o anónimas y tengan participación significativa (25 %) en ellas.
> Los socios trabajadores de las sociedades cooperativas.

 

Coloquialmente se aplica la palabra autónomo a la persona que trabaja por cuenta propia, pero puede darse el caso (pocos) que no estén obligados a estar de alta en el RETA.
Para lo que nos ocupa llamaremos genéricamente AUTONOMO a una persona mayor de 16 años que realice una actividad económica, industrial o profesional por cuenta propia, con el fin de obtener beneficios, pudiendo o no tener trabajadores dados de alta (estos en el Régimen General) y que cotiza a la Seguridad Social mediante este régimen.

 

Uno de los primeros mitos que se tiene que derribar es el de “no es necesario darse de alta en Hacienda/Seguridad Social si no se factura mas de xxxx.xx € “, para poder facturar la cantidad que sea, el autónomo tiene que estar dado de alta en las distintas Administraciones (Agencia Tributaria, Seguridad Social y otras que le pudieran corresponder).

 

PRIMEROS PASOS
Saber donde se mete uno. Significa haber estudiado mínimamente el oficio/trabajo/profesión/etc. que se va a realizar o ejercer, saber que medios materiales (locales, muebles, ordenadores, etc.), permisos (altas de Ayuntamiento, Sanidad, Hostelería, etc.) conocimientos necesarios, personal, etc. que se van a necesitar, el coste de estos (presupuestos) y sobretodo de donde se sacara el dinero (ahorros, ayudas familiares, acudir a prestamos bancarios, etc.).
Lo primero que se tiene que hacer es darse un garbeo visitando como cliente tiendas, talleres, despachos, etc. del oficio que se quiera desarrollar, viendo lo que hacen otros, que medios emplean, que personal tienen, que cosas bien o mal hechas se ven, etc., naturalmente tomar nota de todo ello.
Una vez en casa, coger papel y lápiz y empezar a plasmar en un papel, todo lo que se ha visto, por un lado los muebles, locales, ordenadores, etc. que se necesitaran para empezar, a continuación el coste de los mismos (pedir presupuestos), tendremos el total de la inversión necesaria p.e.
Local (compra)  60.000.00 €
Obras adaptación  6.000.00 €
Mobiliario  10.000.00 €
Ordenador y programa  4.500.00 €
Permisos, fianzas y otros  5.000.00 €
Total inversión necesaria  85.500.00 €

 

A este importe es inteligente añadir un 10 % mas por el “ya que” así obtendremos como importe de la inversión necesaria 94.050.00 € ¿de donde los sacamos?

 

Ahorros propios 50.000.00 €
Prestamos familiares 25.000.00 €
Necesitaremos pedir en el Banco  19.050.00 €

 

Nota. No es aconsejable, cuando uno acude a un Banco, pedir la totalidad de la inversión pues ¿si tú no arriesgas en tu propio negocio, por que lo tiene que hacer otro?
¿Con esto ya se puede empezar? Todavía no.

 

Una vez se sabe que medios se necesitan para empezar, se ha de estudiar si va a ser rentable o a partir de cuando será rentable.

 

Primero tenemos que calcular los gastos generales de la actividad de al menos un año o mejor dos, hay unos gastos que los tendremos desde el primer día que se abre, sin tener en cuenta si se vende o no y otros que serán proporcionales a las ventas p.e.

 

Gastos fijos: Cuota de autónomo, alquiler del local si es alquilado, intereses y amortización del préstamo si se ha pedido, etc.

Gastos proporcionales: Compras de zapatos (cuanto mas vendamos más tenemos que comprar)

 

Volvemos a realizar un nuevo estadillo, para la realización del mismo nos basaremos en la lógica y si podemos en los gastos reales del negocio de algún amigo o conocido

Alquileres (el del contrato)  1.000.00 €
Reparaciones, conservación (estimado)  100.00 €
Asesoría  100.00 €
Publicidad (anuncios en radio)  200.00 €
Portes (estimado)  50.00 €
Suministros agua, energía eléctrica, teléfono  300.00 €
Varios (añadir un 10 % sobre el total de gastos)  195.00 €
Cuota de autónomo  275.00 €
Intereses préstamo (según tabla de amortización)  150.00 €
Total de gastos fijos  2.370.00 €

Este es el importe de los gastos mensuales fijos que se tendrán, se venda o no se venda.

 

Calculo de los gastos proporcionales. ¿Qué es el margen comercial? Es el tanto por ciento que le aplicamos a las compras para obtener el precio de venta al público. Volvemos al ejemplo, sobre el precio de compra de un par de zapatos de 100.00 €, le aplicamos un margen comercial del 150 %, de donde resulta que el P.V.P. de ese par de zapatos es de 250.00€.
¿Qué es el punto muerto? Es el punto de ventas a partir del cual el beneficio es 0, si vendemos mas se obtienen beneficios, si se vende menos pérdidas. ¿Cuál es el punto muerto del ejemplo?

 

Compras: 1.580.00 €
Gastos fijos: 2.370.00 €
Total compras y gastos: 3.950.00 €
Margen comercial: 150 % s/ 1.580.00 € = 3.950.00 € beneficio 0.00 €

 

Siguiendo con el ejemplo vendemos 5.000.00 €, de unas compras de 2.000.00 €

 

Compras: 2.000.00 €
Gastos fijos: 2.370.00 €
Total compras y gastos: 4.370.00 €
Margen comercial: 150 % s/ 2.000.00 € = 5.000.00 € beneficio 630.00 €

 

Segunda parte importante, en base a la experiencia, observación, consultas, etc., ¿se prevé que se puedan vender esos importes? Que cada uno decida. Naturalmente estos ejemplos no se aproximan ni por asomo a un caso real, ni los importes de los gastos, ni los márgenes, etc.
Estos gastos se elevan al año, es decir se multiplican por 12 meses, se ha de tener en cuenta que en los primeros meses, no venderemos lo suficiente para poder cubrir los gastos, no nos conocen, el público no esta acostumbrado a comprar en nuestra tienda, etc.

 

En el cálculo de la inversión necesaria se le habrá de añadir los gastos de un año

 

Inversión: 85.500.00 €
Gastos fijos: 2.370.00 € X 12 = 28.440.00 €
Total necesario: 113.940.00 €

 

¿Cómo nos financiamos? Volviendo al inicio del ejemplo

 

Ahorros propios: 50.000.00 €
Prestamos familiares: 25.000.00 €
Prestamos bancarios: 38.940.00 €

 

¿Se puede? ¿El Banco lo presta? ¿Reducimos gastos? ¿Que? ¿Como? ¿De donde? Todas estas preguntas y muchas más, se las debería de plantear cualquier persona que desee comenzar un negocio, antes de empezar, decidiendo sobre una base de ingresos y gastos previstos la viabilidad del negocio.
Si inicialmente el resultado de sus cuentas fuese favorable y a la vista de las mismas el negocio parece rentable, debe de plasmar en papel todo sus cálculos, mas un poco de literatura sobre que buenos somos, cuanto sabemos y que bien lo vamos a hacer, a todo esto se le llama memoria, presupuesto de inversiones y de cuenta de perdidas y ganancias y lo vamos a necesitar para acudir a un Banco en busca de financiación.

 

Cada uno es bueno en lo suyo y sabe de lo que sabe, no se le puede exigir a nadie que nazca enseñado, ni que estudie para economista, pero si exigirse uno mismo a ir aprendiendo sobre los temas económicos que les afecten en su negocio.

 

Inicialmente puede acudir a la ayuda de un economista, asesor, etc. para que le diseñe y explique lo anterior, inversión necesaria, presupuesto de perdidas y ganancias, financiación necesaria, etc. esto le costara dinero y tiempo. Dinero para pagar el trabajo que le están haciendo, y tiempo que le ha de dedicar a estar junto con el profesional para plasmar todo lo que Ud. tiene en la cabeza sobre su negocio en un papel y aprender como se hace para un futuro. No debe dejar todo a la inventiva del profesional, debe Ud. colaborar con él. A su vez el profesional, rellenará algunos huecos, el termino exacto de la actividad que va a desarrollar, a que obligaciones fiscales esta sujeto, etc.

 

Se dice que al confesor, al abogado, al medico y al asesor fiscal se le ha de contar toda la verdad, sin ocultar nada de su competencia, para que su consejo sea eficaz y sirva para algo. Todos ellos le indicaran lo que debe de hacer y Ud. hará lo que crea conveniente o pueda, pero siempre sin ocultarles la verdad o intentar engañarlo.

 

Artículo realizado por:
Benjamín Gomis
Asesor fical
fiscal@mprende.net