EL PLAN CONTABLE

¿Qué cosas hace una empresa? Compra bienes y servicios, vende bienes y servicios, paga lo que ha comprado y cobra lo que ha vendido.

 

Si esto fuera todo la contabilidad seria muy fácil. Pero una empresa hace mas cosas, pide prestamos, le dejan a deber, prevé que ciertas facturas no le llegaran antes de fin de año, calcula el desgaste (amortización) de la maquinaria, etc.

 

Las cuentas nos cuentan la historia de la empresa, en si la contabilidad es aplicar la lógica. Según decía un profesor de contabilidad, el nombre de las cuentas debe de ser lo que representan, es decir:
La caja es donde ponemos el dinero que cobramos y sacamos el dinero para pagar.
Un proveedor es la persona que nos provee de mercancía o servicios y a quien le pagamos.
Un cliente es la persona al que le vendemos la mercancía y de quien cobramos.

 

Por todo esto no debe existir la cuenta de cliente de dudoso cobro.
El tiempo y la necesidad por la introducción de los ordenadores y demás cachivaches, han hecho imprescindible asignar un código numérico a cada cuenta y que este sea el mismo código de cuenta lo use quien lo use.

 

Un grupo de expertos contables se reunieron un día para unificar y homogeneizar los distintos planes de contabilidad existentes, así como definir las relaciones entre las cuentas y los principios que se deben seguir para contabilizar las partidas en general.
Así se inventaron cerca de 600 cuentas que con sus desarrollos, subcuentas y demás, hacen casi infinito el número a emplear, pero en el ámbito de la pequeña y mediana empresa no se debe tener miedo, diariamente no se utilizan ni el 5 % y al cabo de un ejercicio si se llega al 10 es ya mucho.

 

Las cuentas que vamos a emplear es lo que se llama Plan de cuentas, estas cuentas tienen su lógica si se piensa en una empresa desde su nacimiento y funcionamiento a lo largo del ejercicio.

 

Cuando se empieza una empresa, se empieza poniendo dinero, pidiéndolo prestado o nos lo regalan (subvenciones) a esto se llama FINANCIACIÓN BÁSICA y ya tenemos algunas cuentas
10- capital social (si lo ponemos nosotros)
13- subvenciones y donaciones (si nos dan dinero sin tener que devolverlo)
16- deudas a largo plazo con empresas vinculadas (si nos lo presta la familia)
17- deudas a largo plazo por préstamos recibidos (si se lo pedimos a un Banco)

 

El dinero obtenido lo empleamos en comprar maquinaria, inmuebles, muebles, y en pagar tasas por altas a la Administración, fianzas por el alquiler del local, etc. es lo que se llama ACTIVO NO CORRIENTE (ANTIGUO INMOVILIZADO) y ya tenemos otro grupo de cuentas
20- inmovilizaciones intangibles (tasas a la Administración, programas de ordenador)
21- inmovilizado material (maquinaria, muebles, vehículos, etc.)
26- fianzas constituidas (fianza del alquiler del local)

 

Durante el ejercicio compramos mercancías para vender (zapatos) o productos que utilizamos para fabricar o construir (pieles, ladrillos), puede ocurrir que los vendamos o utilicemos todos o que nos quede cantidades, ya tenemos las cuentas de EXISTENCIAS a final de ejercicio
30- existencias comerciales (las que se venden sin modificar, los zapatos del ejemplo)
31- existencias de materias primas (las pieles que utilizamos para fabricar los zapatos)

 

¿A quien compramos bienes o servicios y a quien vendemos bienes o servicios? A los proveedores y a los clientes, también pagamos al personal las nominas y las Administraciones Públicas nos crujen con los impuestos, todos ellos componen lo que se llama ACREEDORES Y DEUDORES POR OPERACIONES MERCANTILES y las cuentas que más se utilizan son:
40- proveedores (los que nos venden mercancía)
41- acreedores varios (los que nos prestan servicios)
43- clientes (a los que vendemos)
44- deudores varios (los que nos deben por cualquier otro concepto
46- personal (nominas pendientes de pago o anticipos de empleados)
47- administraciones publicas (tanto Hacienda como la Seguridad Social)

 

Hay unas cuentas para reflejar operaciones que no son propias del negocio (la cuenta del titular del negocio), cuentas para operaciones de deudas con plazo inferior a un año (compras de leasing), cuentas para reflejar el dinero que hay en Caja o en el Bancos y la mejor de todas, una cuenta que se emplea cuando no sabemos donde colocar la contrapartida (perdón todavía no he explicado el palabro) la cuenta de partidas pendientes de aplicación (p.p.p.), ya tenemos las CUENTAS FINANCIERAS.
51- deudas a corto plazo plazo con partes vinculadas (ídem que la cuenta 16)
52- deudas a corto plazo por préstamos recibidos (compras por leasing, compras a pagar durante el año
55- cuentas no bancarias (cuenta del titular y la p.p.p.)
57- tesorería (caja y bancos)

 

Con todas estas cuentas ya podemos empezar a comprar y gastar empleando las cuentas de COMPRAS Y GASTOS y ya tenemos las cuentas con las que vamos a operar cotidianamente
60- compras
62- servicios exteriores (alquileres, reparaciones, portes, seguros, publicidad, etc.)
63- tributos
64- gastos de personal
66- gastos financieros (intereses de préstamos, comisiones por descuento de letras)

 

De la misma manera tenemos las cuentas de VENTAS E INGRESOS con las que se operan, las principales son:
70- ventas de mercaderías y prestación de servicios
74- subvenciones
75- otros ingresos

 

Con estas cuentas cualquier empresario podría empezar su aventura contable, efectivamente existen otras muchas que se emplean en ocasiones o no. La lógica interna de la contabilidad y las relaciones entre las cuentas las trataré mas adelante.