Los bancos informarán de la residencia fiscal

Todas las entidades financieras están obligadas, desde el 1 de Enero, a identificar ante la Hacienda la residencia fiscal de los titulares o de la persona que ostente el control de todas las cuentas financieras, además de todos los datos de las mismas, como el saldo, nombre de los titulares o el valor.

 

 

Uno de los principales efectos que despliega la nueva normativa es el acceso de la Agencia Tributaria de forma automática a esta información financiera relativa a las cuentas abiertas en medio centenar de países y jurisdicciones como Luxemburgo, Austria o Irlanda. Además, la norma aprobada también establece el bloqueo de cuentas en caso de que en el plazo de 90 días no se aporte a la institución financiera la declaración de residencia del titular.