¿Qué pasa si me retraso en la cuota de Autónomos?

 

 

El pago mensual de la cuota de autónomo a la Seguridad Social es uno de los quebraderos de cabeza de más de un autónomo, suponiendo un gasto fijo importante para ellos.

 

 

El retraso en el pago, aunque sólo sea un día, supone la actuación inmediata de la Administración, sancionándolo con un recargo del 20% adicional sobre el importe de la cuota que se esté pagando mensualmente.

 

 

Supongamos que éste es el caso, y por falta de dinero en la cuenta u otros motivos, no se abona la cuota. Debe ir a la oficina de la Seguridad Social  y solicitar el documento o carta de pago con recargo para ingresarlo en el banco.

 

 

En caso que la deuda no se abonara, pasando un plazo de 2 a 3 meses, la Seguridad social envía un documento que es una Providencia de Apremio donde informan de la situación, cantidad que se debe y procedimiento para su pago.

 

 

Debes saber, que las deudas prescritas (que no se han abonado y ya no se pueden pagar porque el plazo legal ha finalizado), figuran en las bases de datos y a la hora de pedir la jubilación, por ejemplo, descuentan de los días cotizados para el cálculo de dicha prestación.